Tantos hombres y tan poco tiempo -Peluche-

1875. Jueves, 8 septiembre, 2011

Escrito por peluche 08-09-2011 en General. Comentarios (2)

Capítulo Milésimo octingentésimo septuagésimo quinto: "En la ciencia, como en el amor, la concentración en la técnica acaba produciendo impotencia” (Peter Ludwig Berger, 1929 teólogo austriaco.)

Hoy, en peluchepráctico, breve introducción acelerada para ser comentarista financiero. Y nada mejor que explicarlo con una frase habitual en estas fechas, la típica frase de septiembre: “Mi hermano va a ir esta tarde al Carrefour a comprarle la ropa del cole a mis sobrinos". Pues bien, un comentarista financiero (que para eso le pagan) debe escribir: “Parece que un miembro muy allegado de mi familia tiene el proyecto de realizar en un plazo inmediato una importante operación comercial con una de las firmas internacionalmente más acreditadas del ramo. Según este rumor –que anoche circulaba insistentemente por el pasillo que va del comedor a la cocina-, la operación se realizaría en el ramo textil, aunque por su importancia también tendrá una gran incidencia en otros sectores especializados como el de educación".

O sea, que todo consiste en liar el asunto, usar mucho potencial y enmascarar lo más posible lo que se quiere decir. O lo que es lo mismo, escribir mucho y no decir nada. El pelu es estado puro, vamos. Y hasta el lunes que mañana, por estos lares, resulta que es fiesta.

... nubes

Todos los "capítulos" de "tantos hombres y tan poco tiempo"

1874. Miércoles, 7 septiembre, 2011

Escrito por peluche 07-09-2011 en General. Comentarios (0)

Capítulo Milésimo octingentésimo septuagésimo cuarto: "El cambio es inevitable, excepto en las máquinas expendedoras. (Fernando H, 34 años, informático en paro)

Sé que es una solución a medio plazo, pero ahí va una propuesta para acabar con la crisis bancaria. A partir de ya todas las entidades financieras para meter dinero abrirán a las tres de la mañana y cerrarán a las ocho de la tarde. Sábados y domingos incluidos (con lo que se añade el plus de creación de puestos de trabajo). Para sacarlo, abrirán a las dos menos cinco y cerrarán a las dos, funcionando sólo durante los meses impares.

La solución sería provisional, por supuesto, pero ante lo desesperado de la situación hay que tomar medidas. Y si son tan buenas como la presente pues mejor que mejor.

... gatos

Todos los "capítulos" de "tantos hombres y tan poco tiempo"

1873. Martes, 6 septiembre, 2011

Escrito por peluche 07-09-2011 en General. Comentarios (0)

Capítulo Milésimo octingentésimo septuagésimo tercero: "Una cesta de mimbre es un recipiente que se utiliza para recoger agua de dentro a afuera (Alberto S., 35 años, comercial)

Dicen las leyendas (sagradas) que cuando Dios quería castigar a los pecadores paisanos del medievo introducía el virus del cólera en los manantiales o la peste bubónica en los pozos. A pesar de todo la gente seguía bebiendo porque al final siempre llegaba un predicador con tenderete de disciplinas y cilicios para remediar la colitis. Antes había solución.

Ahora, agudos mortales sin espiritualidad capaz de quitarnos ni una simple diarrea, hemos avanzado.

Según un edicto firmado y rubricado por un pomposo "Servicio Técnico del Laboratorio Municipal", colgado este verano, el agua del caño de la plaza del pueblo de mi padre ya no es potable. Uno está orgulloso de vivir en un tiempo en el que se tiene la posibilidad de fumigarse el sobaco con el sabor salvaje de los limones del Caribe. Cosa que no podían hacer los antiguos. En cambio los antiguos podían beber el agua milagrosa de un montón de fuentes que uno ya no puede. No sé si el "hemos avanzado" es lo más exacto.

Fumiguémonos el sobaco, lavémonos la boca con pasta de sabor a menta, usemos bragaslips anatómicos, gocemos de todos los avances de la técnica moderna. Pero si frente a tanta felicidad científica tenemos la desdicha de no poder beber el agua del caño ni de cogernos la habitual cagalera estival en plena feria, ningún verano volverá a ser lo mismo. Una pena.

... gatos

Todos los "capítulos" de "tantos hombres y tan poco tiempo"

1865. Lunes, 18 julio, 2011

Escrito por peluche 18-07-2011 en General. Comentarios (0)

Capítulo Milésimo octingentésimo sexagésimo quinto: "La mente no es un vaso para llenar, sino una lámpara para encender" (Mestrio Plutarco, 50 120; historiador griego)

Un parado (de larga duración) que estaba tranquilamente sentado en un banco público pensando en sus cosas, fue acusado ayer de intrusismo por un grupo de intelectuales oficiales . Al parecer, la acusación se basa en que el parado (de larga duración) carecía del correspondiente carnet para ejercer públicamente la profesión de pensador. El parado (de larga duración) se ha defendido argüyendo que desde hace años sólo piensa tonterías y que jamás pensó practicar ilegalmente el oficio de nadie.

Los pensadores oficiales no quieres admitir sus razones y argumentan que también ellos sólo piensan tonterías desde hace años, pero eso no es causa suficiente para que cualquier advenedizo, sin carnet expedido por el colegio oficial correspondiente, se crea en el derecho de realizar unas funciones que no le corresponden.

El parado (de larga duración) ha pedido públicamente disculpas y ha prometido que el año próximo comenzará a estudiar los cursos y master necesarios para obtener la titulación de pensador y el diploma que lo acredita.Hasta entonces se la ha obligado a que adopte la expresión bovina adecuada a su situación laboral de pensador no colegiado oficialmente.

...crucigramas

Todos los "capítulos" de "tantos hombres y tan poco tiempo"

1861. Martes, 12 julio, 2011

Escrito por peluche 12-07-2011 en General. Comentarios (0)

Capítulo Milésimo octingentésimo quincuagésimo octavo: “Ciertamente es antiestético tocar la zambomba sin zambomba (Proverbio belga)

Dicen que en España habitan 47.150.819 de seres, que multiplicados por dos, arrojan la cifra espeluznante de 94.301.638 sobacos ciudadanos. Creo entonces que un país donde rompen a sudar más de 47 millones de almas a través de 94 millones de axilas (los mancos también cuentan con axilas ya que mancos del todo -sobaco incluido- no se dan), hay que darle su importancia y prestarle su atención.

En invierno, mal que bien, la cosa se disimula, pero en cuanto la primavera enseña sus patitas el desarrollo de los hedores corporales es un peligro que nos acecha en cualquier parte y sobre el que no hay ni una triste noticia en los medios de comunicación que, en cambio, llenan páginas y páginas desbarrando sobre pólenes y gramíneas mientras obvian, por algún oculto interés sin duda, el problema que se nos viene encima. ¿Para cuando algún mapa que refleje las distintas concentraciones de olores corporales que podemos encontrarnos si salimos a la calle? Algo falla cuando e hace tan necesario lanzar una pregunta sobre un problema que nos atañe a todos y que hace mucho tiempo que deberían haber resuelto

...oro

Todos los "capítulos" de "tantos hombres y tan poco tiempo"